Extirpación láser

varios métodos mínimamente invasivos utilizados para tratar la hiperplasia benigna de próstata (HBP), una condición común en hombres mayores que puede causar obstrucción del flujo urinario y problemas de micción. Cada uno de estos métodos utiliza una tecnología diferente para reducir o eliminar el exceso de tejido prostático que causa los síntomas. Aquí te explico cada uno de ellos:

HoLEP (Enucleación del Adenoma Prostático con Láser Holmium)

  • HoLEP significa «Holmium Laser Enucleation of the Prostate» (Enucleación Láser de la Próstata con Holmio). Este procedimiento implica el uso de un láser de holmio para cortar y remover el tejido prostático agrandado que bloquea el flujo de orina.
  • Es altamente efectivo y puede ser utilizado en próstatas de cualquier tamaño. Además, permite la recuperación del tejido para análisis histológico, ofreciendo la ventaja de diagnosticar y tratar cualquier hallazgo sospechoso.

Terapia con Vapor de Agua Rezum®

  • Rezum es un tratamiento que utiliza inyecciones de vapor de agua para tratar la HBP. El vapor de agua se inyecta en el tejido prostático agrandado, donde se condensa y libera energía térmica que destruye el tejido excedente, aliviando así los síntomas de obstrucción.
  • Este método es menos invasivo y puede realizarse en un entorno ambulatorio, siendo una opción para pacientes que buscan alternativas a la cirugía o a medicamentos a largo plazo.

Hidroablación con Chorro de Agua a Alta Presión AquaBeam®

  • AquaBeam utiliza un chorro de agua a alta presión para remover quirúrgicamente el tejido prostático. Este método, conocido como hidroablación, permite una eliminación precisa del tejido, mejorando los síntomas urinarios sin necesidad de incisiones.
  • Es guiado por imágenes en tiempo real, lo que permite una planificación y ejecución precisas del tratamiento, ajustándose a la anatomía específica de cada paciente.

Significado General de Estos Tratamientos

Todos estos métodos representan avances tecnológicos en el tratamiento de la HBP, ofreciendo opciones menos invasivas que las cirugías tradicionales como la resección transuretral de la próstata (RTUP) o la prostatectomía abierta. La elección del tratamiento adecuado depende de varios factores, incluido el tamaño de la próstata, la salud general del paciente, la preferencia personal y la disponibilidad de la tecnología.

Estas técnicas minimizan el riesgo de complicaciones, reducen el tiempo de recuperación y mejoran la calidad de vida de los pacientes con HBP, permitiéndoles retomar sus actividades normales con menos interrupciones. La consulta con un urólogo especializado es crucial para determinar el tratamiento más adecuado según las necesidades y condiciones específicas de cada paciente.